CONSPIRACIÓN (IV)

logia-masonica2

MANIPULACIONES ILLUMINATI EN LA HISTORIA

Una realidad incuestionable es que las conspiraciones han inducido los grandes cambios políticos, sociales, etc., en la historia de la humanidad. Para provocar una revolución, un golpe de estado, un cambio social, para ello, primero hay que concebir una estrategia, aunque la palabra correcta sería conspirar. Y el legado de estas confabulaciones es la situación que actualmente estamos soportando.

Hay numerosos ejemplos en la historia que ratifica dicha afirmación. Es evidente que hablamos de acontecimientos históricos y desde la perspectiva de la investigación de periodistas, escritores, académicos e investigadores, que respaldan la teoría de la conspiración sobre estos hechos históricos. Lo que significa que, todo lo expuesto en estos artículos, se basa sobre esa teoría y sus interpretaciones, con las que uno puede estar o no de acuerdo con ellas. Estos, son los principios del debate y de la libertad de expresión.

En este artículo, continuaremos haciendo una alternancia con algunos de los acontecimientos históricos que, supuestamente, fueron manipulados por fuerzas ocultas (Illuminati) y con sus respectivos colaboradores, con el objetivo de llevarnos por la senda de este NOM (Nuevo Orden Mundial).

La Fundación de los EE. UU.

wikipedia Fundadores EE.UU.

wikipedia Fundadores EE.UU.

 

En América había comenzado, liderado por un grupo de hombres, un movimiento para expulsar de su territorio a los británicos y crear una nación: Los Estados Unidos. A este grupo de personajes se les conoce como los padres fundadores. 

La mayoría de ellos tenían entre sí un nexo en común, procedían de buenas familias y eran integrantes de sociedades secretas como los masones y los rosacruces. De los treces signatarios del Acta de Independencia que el 4 de julio de 1776, en Filadelfia, proclamaron la independencia de los Estados Unidos de América, nueve de ellos eran francmasones:

William Ellery (1727-1820) como representante de Rhode Island.
Benjamin Franklin (1706-1790) como representante de Pensilvania.
John Hancock (1737-1793) como representante de Massachusetts.
Joseph Hewes (1730-1779) como representante de Carolina del Norte.
William Hooper (1742-1790) como representante de Carolina del Norte.
Robert Treat Paine (1731-1814) como representante de Massachusetts.
Richard Stockton (1730-1781) como representante de Nueva Jersey.
George Walton (1749-1804) como representante de Georgia.
William Whipple (1730-1785) como representante de New Hampshire.

La influencia de esta logia, desde el principio en el movimiento independentista, modelaría en el nuevo Estado, sus componentes ideológicos, políticos, sociales y parte de su simbología.

Una vez proclamada la Declaración de Independencia, se adoptó una resolución para la confección del sello oficial del nuevo estado. Encargo que se le asignó a John Adams, Benjamin Franklin y Thomas Jefferson.

Cada uno de los tres miembros elegidos sugirió un diseño. Adams, propuso diseñar dicho sello en base a la mitología griega que representaba a Hércules. Franklin, concibió un símbolo con la efigie de Moisés conduciendo a los israelitas a través del Mar Rojo. Jefferson, presentó el diseño con una imagen simbolizando al pueblo de Israel marchando hacia la Tierra Prometida.

Pero ninguna de estas propuestas fueron aceptadas, hasta que finalmente, Charles Thomson, secretario del Congreso y maestre de una logia masónica de Filadelfia dirigida por Benjamin Franklin, diseñó el sello definitivo.

En la parte central del sello, figura una pirámide truncada de trece escalones, que representan a los treces Estados firmantes. En el último escalón de la pirámide, se puede observar la inscripción de una fecha escrita en caracteres romanos: MDCCLXXVI (1776). En la cúspide de esta pirámide aparece un triángulo refulgente con un ojo en su interior.

Era el mismo símbolo que los Illuminati de Baviera y el mismo que figuró en los textos jacobinos más radicales durante la Revolución Francesa. Así como la sospechosa analogía existente entre los treces grados del Rito de los Illuminati de Baviera y los treces escalones de la pirámide.

Siguiendo con la descripción del sello, en su reverso se incluye dos leyendas. La primera localizada en la parte superior, circundando el triángulo, reza: Annuit Coeptis ( Justifico las Cosas que inicio). La segunda, en su parte inferior, sobre la base de la pirámide, dice: Novus Ordo Seclorum ( Nuevo Orden de los Siglos / Tiempos).

Dolar Novus Ordo

foto:wikipedia

billete-1-dolar-reverso

En 1775, el Congreso Continental designó a George Washington Comandante en Jefe del Ejercito Continental, demostrando Washington que la elección de su cargo fue acertada, derrotó a los británicos obligándoles a desalojar la ciudad de Nueva York siendo reiteradamente derrotados en Trenton.

Francia, debido a las tareas que Franklin realizó cuando fue destinado como diplomático durante un tiempo, contribuyó con tropas terrestres que fueron comandadas por el mariscal Rochambeau y por el ya famoso Marqués de la Fayette.

George Washington, lideró la victoria estadounidense en la Guerra de la Independencia. El 29 de abril de 1788, fue nombrado Venerable Maestre de la Logia de Alexandría y mantuvo ese cargo cuando en 1789 fue elegido Presidente de los Estados Unidos. En su toma de posesión, el Gran Maestre de la Gran Logia de Nueva York administra su juramento del cargo. El 18 de septiembre de 1793, puso la primera piedra del Capitolio de los Estados Unidos, usando la indumentaria masónica de Gran Maestre. Esta nueva capital federal recibió el nombre de Washington en su honor.

Estas fueron las bases con las que se creó una nación…

En otra época y en otro lugar…

El movimiento Sionista- Sir Arthur James Balfour

418px-Gws_balfour_01

Foto: wikipedia Sir Arthur James Balfour

En 1917, el canciller británico Arthur James Balfour, afirmaba la necesidad de crear una patria judía en tierras controladas por los palestinos en el Oriente Medio. Escribió una carta a Lord Lionel Walter Rothschild quien actuaba como intermediario con el movimiento sionista en Gran Bretaña. A este hecho se le llamó la Declaración de Balfour, aunque en realidad el verdadero redactor fue Lord Alfred Milner, el mismo que supo convencer al Primer ministro inglés Lloyd George de apoyar la revolución bolchevique de Lenin.

La Declaración Balfour justificó la confiscación brutal de tierras palestinas para la creación de Israel en tiempo posterior a la Segunda Guerra Mundial, con el apoyo de una potencia como era Inglaterra. Israel serviría, no solo como una patria judía, sino como eje central de Rothschild y las Ocho familias para controlar el suministro de petróleo del mundo.

El Barón Edmond de Rothschild construyó el primer oleoducto desde el Mar Rojo hasta el Mediterráneo para transporta el petróleo de BP iraní a Israel. Fundó el Banco General de Israel y el Paz Oil. Rothschild es considerado por muchos como el padre del Israel moderno.

Foto: Wipedia Lord Alfred Milner

Foto: Wipedia Lord Alfred Milner

Revolución Rusa (Bolchevique). El Comunismo.

Foto: wikipedia Vladímir illich Lenin

Foto: wikipedia Vladímir illich Lenin

Entramos ahora de lleno en un acontecimiento histórico y decisivo del siglo XX, la Revolución Rusa (Bolchevique) de 1917. Durante la Primera Guerra Mundial las élites anglo-estadounidenses desempeñaron un importante papel en este episodio de la historia, este papel fue protagonizado por el sueco Olof Aschberg (1877-1960) a la cabeza de su banco Nya Banken de Estocolmo. Él fue el gran financiero de esta revolución, sirviendo de intermediario entre las elites de Wall Street (New York) y de la City (Londres) de un lado y los dirigentes bolcheviques del otro. Su apodo era el “banquero revolucionario“. El banco de Olof Aschberg tenía una filial en Londres el Bank of North Commerce, cuyo presidente era el Sr. Earl Grey, un importante miembro del equipo de Cecil Rhodes y de Lord Milner.

A finales de 1917 se celebra en Londres una reunión entre Willian Boyce Thompson, (un agente al servicio de la oligarquía en el seno de la Cruz Roja estadounidense presente en la ciudad de Petrogrado, hoy San Petersburgo, en 1917), y miembro de la junta ejecutiva del Banco Federal (EE.UU.), acompañado de Thomas W. Lamont, representante del banco JP Morgan, después que Lord Milner convenciera al Primer ministro inglés Lloyd George de apoyar incondicionalmente a la revolución bolchevique de Lenin, para contactar con los revolucionarios rusos y entregarles la suma de un millón de dólares como soporte a dicha revolución. Y así sucedió, Willian Boyce Thompson contactó con los revolucionarios bolcheviques entregándole la suma de un millón de dólares. Este apoyo económico fue determinante en este acontecimiento. Habían creado con este procedimiento al enemigo potencial del futuro: el comunismo. Un sistema que establecía una forma de sociedad sin clases, ateo, y bajo un sistema político de partido único: El Partido Comunista.

Hjalmar Horace Greeley Schact (1877-1970)

(Operación: Hitler al poder).

Foto: wikipedia Hjalmar Schacht

Foto: wikipedia Hjalmar Schacht

Hablábamos de personajes influyentes en una revolución, la Rusa, ahora hablaremos de un personaje que influyó en una guerra mundial, y que fue la segunda y más cruenta de las guerras. El nombre de este personaje era: Hjalmar Horace Greeley Schact, gracias a él, Adolf Hitler pudo llegar al poder.

Hjalmar Schart era el director del Reichsbank (Banco Central de Alemania), ayudó a Hitler a reunir fondos para sus campañas políticas y utilizó sus influencias para que nombraran a Hitler como canciller. Cuando Hitler llegó al poder le nombró Presidente del Reichsbank. Llegando a alcanzar el puesto de Ministro de Economía del III Reich (1934-1939).

Hjalmar tenía lazos de amistad con el dueño del Banco de Inglaterra, Norman Montagu y este a su vez con las élites de Wall Street por lo que el mismo apoyo que en su momento ofrecieron al comunismo, ahora había llegado el turno al nazismo. Y así fue, habían creado otro enemigo potencial del futuro: el nazismo. Y de paso dos bloques antagonistas financiados por las mismas fuentes.
Toda esta operación tuvo su efecto en EE.UU., donde Franklin Delano Roosevelt sería elegido presidente, personaje que tendría un papel decisivo en la prominente segunda guerra mundial.

La guerra que se desarrollaría desde 1939 a 1945, serviría para ir preparando el terreno hacia un modelo único de gobierno mundial, ya que de lo contrario en el futuro podría surgir un nuevo Hitler.

Idea que cada vez se iría afianzando con mayor fuerza después de la misma, ya que vendría la denominada guerra fría con la Unión Soviética, utilizando al primero de los enemigos potenciales al cual se le reservaba dicho papel en la historia. Una vez ¿vencido el nazismo?, el comunismo sería el siguiente objetivo.

Foto: wikipedia Adolf Hitler

Foto: wikipedia Adolf Hitler

H.G. Wells (1866-1946) y La Sociedad Fabiana.

 El escritor Herbert George Wells, autor de best-seller como La guerra de los mundos, La máquina del tiempo, etc., fue un intelectual impregnado del ideal Fabiano. En 1914 publica The World Set Free (La liberación mundial), donde narra la historia de una guerra global que conduce a la humanidad a la creación de un gobierno mundial constituido en diez bloques.

Foto: wikipedia H.G. Wells

Foto: wikipedia H.G. Wells

Posteriormente en una obra publicada en 1928: Open conspiracy (La conspiración abierta) enaltecía el advenimiento de un gobierno o estado mundial sin clases, con la capacidad de controlar todo, “una nueva comunidad humana” según palabras del propio autor.

En 1940, H.G. Wells, en su nuevo libro The New World Order (El nuevo Orden Mundial), el título lo dice todo, vuelve a reforzar sus ideas sobre la necesidad de globalización / mundialización. H.G. Wells, fue en una parte de su época, un erudito al servicio de la “causa“, contribuyendo a extender en estas novelas la idea de la conveniencia de un gobierno único y controlador como solución a todos los males que aquejaban a la sociedad.

La influencia de la fé…

Una Iglesia Católica del Nuevo Orden Mundial.

Foto: wikipedia Vaticano

Foto: wikipedia Vaticano

El concepto de la Iglesia Católica defendido desde hace 2000 años se fundamenta en la supremacía de Dios sobre el hombre. Las Escrituras y la tradición forman el pedestal intocable, siendo la base misma de la fe según los términos consagrados y definidos por el Papa.

El hombre, que fue marcado por el pecado original cometido, debe aceptar someterse a una autoridad superior y obedecer el conjunto de preceptos que la Iglesia Católica defiende.

Con el Concilio Vaticano II (1962-1965), influenciado por una larga corriente de reflexiones provenientes de numerosos hombres de iglesia y de personajes externos a ella, se produce un cambio fundamental. Se inicia, durante esta “gran reforma” de Vaticano II, una larga lucha entre los defensores de la tradición y los progresistas. Para los defensores de la tradición es el mundo el que tiene que adaptarse a los principios de la iglesia. Para los progresistas, la iglesia se debe de adaptar a las múltiples innovaciones políticas, técnicas y sociales que marcan la evolución del mundo. Siendo estos últimos quienes lograron imponer su propia visión.

Juan XXIII

Foto: wikipedia Juan XXIII

En 1963, en la encíclica Pacem in Terris del Papa Juan XXIII, conmemorando los progresos científicos y técnicos, la promoción de los derechos humanos y su colaboración con las instancias internacionales, se expone la necesidad de fortificar el “bien común universal” que los Estados no logran garantizar. Según dicha encíclica, los problemas mundiales solo pueden ser resueltos por una autoridad pública cuyo poder, constitución y medios de acción tengan también dimensiones mundiales y que pueda ejercer su acción sobre el planeta en toda su extensión. Es por lo tanto el orden moral en sí lo que exige la constitución de “una autoridad pública con competencia universal”.

Después de expresar su deseo de que ese “poder supranacional” no sea instaurado por la fuerza, la encíclica aprueba la Declaración de Derechos Humanos de 1948, con excepción de algunas objeciones. Agrega que: “Consideramos esa Declaración como un paso hacia el establecimiento de una organización jurídico-política de la comunidad mundial“.

Ese cambio de rumbo de la Iglesia Católica es el sello de fábrica de todos los Papas desde Vaticano II.

Foto: wikipedia Benedicto XVI

Foto: wikipedia Benedicto XVI

En su mensaje de navidad de 2005, el Papa Benedicto XVI exhorta a los hombres a emprender “la edificación de un Nuevo Orden Mundial”. Resulta por lo tanto totalmente lógico que Benedicto XVI haya lanzado un llamado al establecimiento de una «autoridad política mundial» en su encíclica Veritas in caritate, en julio de 2009. Recordando la interdependencia mundial, el Papa llama “con urgencia a reformar la ONU al igual que la arquitectura económica y financiera internacional con vistas a convertir en una realidad concreta el concepto de familia de naciones“. 

CONTINUARA…

Fuentes: wikipedia/ metapedia/nodo50/elnuevodespertar/el libro negro de los Illuminati (Robert Goodman)/las sociedades secretas (Jan Van Helsig)

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: