Tag Archive | Ciencia

SOLOS (II)

Solos (II)

Foto: ciencia.nasa.gov

En la actualidad, la mayoría de nosotros tenemos una concepción definida sobre el tema OVNI. Un fenómeno extendido globalmente por nuestro planeta y considerado real por una gran mayoría. Sin entrar en valoraciones, la cuestión aquí, es saber si las investigaciones y los fundamentos llevados a cabo sobre el mismo y que han originado diversas hipótesis al respecto, pueden ser considerados como creíbles y sostenibles. Así como, si estas indagaciones, han sido tratadas con la necesaria rigurosidad para aceptarlas como válidas. Son muchos los años que se han empleado en la búsqueda de una respuesta a esta incógnita, pero hasta la fecha, no se ha obtenido ninguna concluyente.

Durante el siglo XX, su época de mayor auge, se escribió, investigó, divulgó y testimonió sobre el mismo infatigablemente, produciéndose una ingente cantidad de información de todo género. Surgiendo multitud de teorías sobre su procedencia, su imagen y sus intenciones. Comenzamos a familiarizarnos con términos como avistamientos, abducidos, contactados, etc., todos ellos, relacionados con el fenómeno OVNI. Como era predecible, la prensa sensacionalista se apoderó de una parte del mismo, encargándose de desacreditar y de sembrar incredulidad entre el público.

Aquellos investigadores que realizaban sus estudios con austeridad y exponían casos documentados, fueron los más perjudicados, encontrándose con numerosos obstáculos para difundir sus investigaciones en los medios informativos debido al descrédito sufrido. Siendo relegados a círculos minoritarios donde se divulgaban noticias sobre el tema y a los que habitualmente accedían personas afines a estos temas. Desde luego, esto no impidió que el fenómeno siguiera generando un gran interés sobre la población pero sí que se contemplara con un cierto distanciamiento y desconfianza.

Otros factores sociales, como el cine, contribuyó a teorizar como podría ser un supuesto contacto con extraterrestres. Steven Spielberg con sus películas: Encuentros en la Tercera Fase o E.T. El Extraterrestre, lanzaba un mensaje casi angelical sobre ellos y sus propósitos. Algo diametralmente opuesto a la imagen que nos proyectó una de las series de culto que en los años 90 causo sensación: Expediente X. En ella, los extraterrestres, actuaban como invasores y con las más perversas de las intenciones hacia nosotros, los pobres humanos. La serie, abordó temas como el de las conspiraciones gubernamentales, el secretismo oficial, abriendo un campo de visión nuevo sobre el fenómeno y otras cuestiones vinculadas con el mismo. Las interpretaciones sobre el objetivo de las supuestas visitas de estos alienígenas comenzaron a divergir. Un gobierno en la sombra del oficial que regía nuestro destino y ocultaba todo lo relacionado con los OVNIS, entre otros secretos, se arraigó en la creencia popular extendiéndose hasta la época actual.

Collage extraterrestre ptersem

Collage extraterrestre ptersem

 

Finalizado nuestro siglo XX, el fenómeno, fue perdiendo gradualmente protagonismo. Sin embargo y desde hace unos años, parece recobrar su relevancia entre los medios de comunicación y suscitar nuevamente el interés del público. Aunque volviéndose a repetir ese halo de sensacionalismo, al difundir ciertos medios y divulgadores las noticias al respecto.

Siendo consciente de que nada de cuanto aporte en este artículo supondrá algo revelador, expondré las teorías surgida de las investigaciones realizadas sobre el tema OVNI, que apuntan a que en el transcurso de la historia de la humanidad ya existían indicios de que fue posible un contacto con entes siderales.

Solo a vosotros os corresponderá, como siempre, extraer una conclusión personal. Animándoos a indagar por vuestra cuenta y cuestionar todo lo que se ha expuesto y divulgado del fenómeno. Este el propósito con el que realizo este artículo.

El fenómeno OVNI.

Foto: ptersem

Foto: ptersem

 

En todas las culturas del planeta y desde tiempos remotos, los investigadores del fenómeno hallan testimonios pictóricos y textos escritos, donde encuentran referencias a la presencia de algo que se asemeja a objetos voladores y que, además detallan, son manipulados por entes poseedores de una inteligencia superior a la nuestra. En las descripciones que estos aborígenes realizan e influenciados por sus dogmas, algunos lo representan como dioses, otros como ángeles, pero también hay una parte de estos que los creen demonios. El carácter intervencionista de estos seres es un rasgo coincidente en todos estos testimonios. Atribuyéndoles por ello, la responsabilidad de los grandes cambios en el curso de la historia de dichos pueblos y de la misma manera de los peores infortunios de los mismos.

¿Seres de otros mundos pintados en piedra?

El arte rupestre tiene un gran valor por el conocimiento que nos transmite a través de los grabados o pinturas que el hombre fue plasmando sobre superficies rocosas. Sus autores, como si de una especie de diario o registro se tratara, detallaban sus hábitos cotidianos, la fauna existente en esa época, sus creencias, inclusive; su filosofía.

En el Tassili n’Ajer (en lengua tuareg significa: meseta de los ríos) al sudeste de Argelia, un área montañosa en pleno desierto del Sahara, existió un pueblo que nos dejo su legado inscrito en sus cuevas. En este macizo montañoso, podemos encontrarnos con una de las mayores muestras de arte rupestre conocida en el mundo. En el interior de sus cuevas, hay más de 15.000 pinturas prehistóricas procedentes del Paleolítico superior y del Neolítico. Y tal como he referenciado anteriormente, nos proporciona una idea generalista de sus vivencias.

Foto: wikipedia

Foto: wikipedia

 

A continuación, podemos observar algunas de las pinturas halladas en las cavernas de Tassili y que, posiblemente, sean las más turbadoras, originando las teorías más controvertidas.

Collage Tassili ptersem

Collage Tassili ptersem

 

En la observación de estas pinturas que datan de 10 a 15 mil años de antigüedad, vemos pintados a seres embutidos en algo semejante a uniformes y provistos de “cascos” muy parecidos al de los astronautas. Debido al gran nivel de detalles que se reflejan en estas pinturas, los investigadores afirman que, sin duda alguna, estos grabados no fueron producto de la imaginación de sus autores, sino que mostraban lo que estaban viendo. Algo que hace suponer que, siempre desde el punto de vista de estas investigaciones, los habitantes de Tassili contactaron con seres siderales. Alexei Kazantsev, arqueólogo ruso que visitó en 1962 Tassili, denominó a estas pinturas “los Marcianos de Tassili”.

Por otra parte, los antropólogos tienen una versión diferente de lo que escenifica estas pinturas. Para ellos, este tipo de vestimentas y cascos, serían utilizados para realizar actos ceremoniales y no atribuibles a alienígenas. Sin embargo sí que resaltan un dato curioso, y es que no hay enterramiento alguno, lo cual, según los antropólogos, resulta extraño.

Continuando con la búsqueda de testimonios que nos puedan servir como referente de esta presencia extraterrestre en la historia de la Humanidad, viajaremos ahora al noroeste de Australia, un país que ocupa el sexto lugar en el mundo como más extenso: 7.686.850 kilómetros cuadrados de superficie, concretamente a los montes Kimberley.

Foto: wikipedia

Foto: wikipedia

 

En 1.838 en la región de Kimberley, cerca de Glenelg River, fueron descubiertas grandes cantidades de pinturas rupestres en el interior de una cueva, consideradas sagradas por los aborígenes. En estas, hay dibujadas unas figuras antropomorfas de gran tamaño a las que los nativos llaman Wandjinas o Wondjinas, que significan “cercano del agua“. Sus cabezas, están rodeadas de semicírculos o auras con forma de herradura, con ojos grandes, de pieles claras y carentes de bocas. Según ellos, dichas pinturas no fueron realizadas por sus antepasados, sino por sus “dioses” que descendieron a la Tierra en tiempos remotos. Los Wandjinas, fueron seres sabios que trajeron la civilización y la prosperidad a su pueblo y al resto de los pueblos de la zona. Una vez cumplieron con su cometido, cuentan los nativos, los Wandjinas se transformaron en serpientes, refugiándose en charcos cercanos. Pero su presencia sigue entre ellos y muchas noches se les puede ver en el cielo en forma de luces que se trasladan a gran altura. Para estos aborígenes, la serpiente representa su símbolo, el animal que cambia su piel y renace, un distintivo de eternidad. Otras culturas, por todos conocidas, comparte el mismo símbolo. ¿Son coincidencias? Para el investigador Andreas Faber Kaiser (1944-1994), este testimonio, quizás sea el más antiguo que relaciona la presencia extraterrestre con supuestos dioses.

Collage Wandjinas : ptersem

Collage Wandjinas : ptersem

 

Los estudios antropológicos hechos sobre dichas pinturas, tienen serias dudas sobre la autoría de las mismas, debido a la técnica utilizada y el uso de pigmentos de color azul que los aborígenes no utilizaban.

También procedieron antropológicamente a la clasificación de tres tipos de raza:

• La raza negra, procedente de migraciones de África.

• Los Murrayanos de piel clara, tomando el nombre por su asentamiento junto al río Murray, originarios de China.

• Los Carpentarios, asentados en torno al Golfo de Capentaria, oriundos de la India.

En la cultura Maya, se registran igualmente la presencia de supuestos dioses provenientes del cielo y creadores del mundo. El texto más famoso está localizado en el Popol Vuh (Libro del Consejo o del pueblo), de los indios Quiché (K’iche’). Dotado de un extraordinario contenido histórico y mitológico y también considerado, por sus cualidades literarias, como unas de las grandes obras épicas a la altura del Ramayana hindú o la Ilíada. En este, se narra la creación del mundo y el origen del pueblo Quiché. Un pueblo nativo de Guatemala que instituyó uno de los más poderosos estados de la región y cuyo nombre parece significar: Tierra de muchos árboles. Para ellos sus dioses, los Poderosos del Cielo, diseñaron al hombre para que estos fueran sus adoradores y sirvientes al mismo tiempo. Para conseguir tal fin, limitaron las capacidades sensoriales de los hombres, anulando en parte la voluntad de los mismos y convirtiéndolos en seres maniquíes, algo similar a un tipo de manipulación genética, impidiendo que fueran como ellos.

 Collage Popol Vuh: ptersem


Collage Popol Vuh: ptersem

 

De la misma manera, podríamos citar testimonios en la India, donde en el texto sánscrito del Mahabharata (siglo III a. C.), se nos habla de vimanas (palacios voladores), refiriéndose a esferas lumínicas voladoras de dimensiones gigantescas que incluso podían albergar ciudades enteras. Siempre según dichos textos, estas esferas se desplazaban a grandes velocidades cubriendo grandes distancias en poco tiempo. Así mismo, en el Ramayana, escrito por el poeta Valmiki a instancia de su dios Brama, se narra de que en el interior de estas, había hombres que lo tripulaban a voluntad:

“Las Vimanas tienen la forma de una esfera y navegaban por los aires a causa del mercurio (rasa) levantando un fuerte viento. Hombres a bordo de los Vimanas podían así cubrir grandes distancias en un espacio de tiempo sorprendentemente corto, pues el hombre que conducía lo hacía a su voluntad volando de abajo arriba, de arriba abajo, adelante o atrás.”
                                                                                        – Ramayana

Collage Vimana: ptersem

Collage Vimana: ptersem

 

Encontramos más referencias sobre el tema, como las de la antigua China, donde los habitantes de esta, se autodenominaban Hijos del Cielo. En la Biblia hay muchas referencias, alguna de estas las encontramos en el Libro de Ezequiel 1: 5-24, en el Libro intertestamentario de Enoc 17:1, etc. En la cultura mediterránea (la Eneida de Virgilio, libro VIII). El mito del pueblo Dogon, los indios Hopi, en los papiros egipcios,…

Como podemos ver, los presuntos indicios se reparten por toda nuestra geografía y en diferentes culturas. Los que presento en este artículo, solo son una pequeña muestra que servirán para argumentar por qué los investigadores del fenómeno, afirman que, desde casi nuestros albores, nuestros antepasados vieron en el cielo algo más que estrellas y que, supuestamente, contactaron con entidades extraterrestres acondicionando nuestra evolución o incluso la aceleraron.

Y ahora, para centrarnos en el tema principal nos veríamos obligado a saltar en el tiempo y concretamente al año 1947, considerado por una mayoría de ufólogos, como el inició de la era OVNI.

Foto: ptersem

Foto: ptersem

 

OVNI 2.0

Todo acontece un día 24 del mes de junio. Un piloto aficionado de nombre Kenneth Arnold, sobrevolando la altiplanicie del monte Ramier al noroeste de EE. UU. (Washington), observó como siete extraños objetos voladores con formas triangulares se desplazaban por el cielo a una velocidad cercana a la supersónica. Indeciso de precisar si era real lo que había visto, decidió comunicarlo a la prensa local. Cuando lo notificó a la prensa, esta se encargó de tergiversar ciertos detalles, Kenneth describió a los objetos con formas triangulares que se desplazaban como “platillos” rebotando sobre el agua, pero la Associated Press, publicó que el piloto había avistado platillos volantes. Y Así, fue como apareció en los medios de comunicación: Platillos Volantes, en un gran titular. La repercusión fue enorme. En los días sucesivos, cientos de personas notificaron telefónicamente, a distintas dependencias gubernativas, avistamientos de “Platillos Volantes“.

kenneth Arnold y la descripción de su avistamiento.

kenneth Arnold y la descripción de su avistamiento.

 

La USAF (Fuerza Aérea Norteamericana) decidió investigar el fenómeno. Una de las primeras reglas que impuso para su estudio, fue la de sustituir el término “Platillos Volantes” por el de OVNI (en inglés UFO) iniciando una clasificación en expedientes de los reportes de aeronaves desconocidas. Al poco tiempo, pudieron constatar que el fenómeno se había extendido mundialmente.

Tan solo 8 días más tarde, se produciría un nuevo suceso de mayor magnitud. El 2 de julio de 1947, en Nuevo México, una tormenta eléctrica circundaba la región, cuando se produce una gran explosión cercana al rancho Foster, administrado por Mac Brazel. A la mañana siguiente Brazel inicia un reconocimiento de la zona donde se produjo el estallido, encontrándose con restos metálicos esparcidos en un kilómetro de longitud. Brazel detectó en estos objetos unos extraños símbolos que parecían corresponder a la escritura china o japonesa. Recogió unas muestras llevándolas la base militar más cercana de la zona: La Base Roswell.

La noticia transcendió internacionalmente, “habían hallado los restos de un platillo volante“. El Grupo 509 de Bombarderos de la Octava Fuerza Aérea afirmó dicho descubrimiento.

Titular Daily Record 1

Titular Daily Record 1

 

Titular Daily Record 2

Titular Daily Record 2

 

La noticia impactó, como era de esperar, mundialmente. Pero pocas horas después, fue desmentida oficialmente desde la comandancia de Fort Worth, argumentando que dichos restos correspondían a un globo meteorológico que formaban parte del Proyecto Mogul, un programa secreto para la detección de las ondas expansivas generadas por explosiones nucleares soviéticas. Pero el caso lejos de quedar cerrado, toma un giro inesperado cuando a 1.600 m del impacto, un ciudadano anónimo afirmó haber encontrado los cadáveres de unos pequeños seres, al parecer no humanos. Este caso es mundialmente conocido como el Incidente Roswell.

Foto del supuesto alienígena capturado, que resulto ser fraudulenta.

Foto del supuesto alienígena capturado, que resulto ser fraudulenta.

 

Se produce, a partir de este y en los años venideros, una intensa oleada de avistamientos a escala mundial. Se reportan testimonios de personas que afirman observar luces en el cielo que no siguen el patrón de movimiento de un cometa o de un satélite artificial. Incluso algunos, testificaron haber visto objetos metálicos desplazándose en el cielo a velocidades increíbles. Algunos de estos objetos son fotografiados, muchos, resultaron ser fraudes, otros, no tienen explicación a día de hoy.

El Proyecto Sign reemplazado posteriormente por el Proyecto Grudge, el Proyecto Twinkle, todos ellos, iniciados por la USAF, fueron planes dedicados al estudio de estas anomalías. Los informes que fueron elaborados después de las investigaciones correspondientes, negaban cualquier atisbo extraterrestre en estas luces a la vez que tenían como objetivo fomentar el descredito sobre el tema OVNI. Las explicaciones oficiales no convencieron a los ufólogos. Una parte de la opinión pública, comenzó a dudar de la postura gubernamental y militar ante este fenómeno ¿eran ciertas las explicaciones oficiales, o, estaban ocultando algo?

Entre los meses de marzo y abril de 1950, se produce una oleada de avistamientos en España. Algo que oficialmente no transcendió, pero que gracias a las investigaciones de Antonio Ribera (1920-2001) escritor, ufólogo y submarinista, fueron divulgadas. En ese mismo año, se publica en España el primer libro monográfico sobre el tema OVNI: Los platillos voladores de J. M. Díez Gómez. Cuatro años más tarde se publica otro libro relacionado con la temática: Los platillos volantes y la evidencia de Manuel Pedrajo.

Collage Portadas; ptersem

Collage Portadas; ptersem

 

El proyecto Libro Azul, iniciado en 1952 por la USAF, estaba dedicado al estudio y clasificación de estos objetos volantes no identificados. Un total de 12.618 avistamientos fueron reportados a este proyecto, de los que solo 701 continúan como no identificados. Un informe de evaluación sobre los OVNI, elaborado por la Universidad de Colorado, manifestó que no había ninguna evidencia de que los avistamientos “no identificados” sean vehículos extraterrestres, ni de que se tratase de ninguna tecnología avanzada enemiga y por lo tanto no representan amenaza alguna a la seguridad nacional, fue el causante de que el 17 de diciembre de 1969, se ordenara la suspensión del proyecto.

Entre septiembre y octubre de 1954, Francia registra una masiva oleada de avistamientos. Así como notificaciones de encuentros cercanos con OVNI.

El 15 de octubre de 1957, se produce el primer caso de abducción registrado. Un campesino brasileño, Antonio Villas Boas declara haber sido secuestrado por extraterrestres. En el interior de la nave, es sometido a un análisis médico exhaustivo y es obligado a mantener relaciones sexuales con una alienígena.

En 1958, se hace pública una fotografía de un OVNI obtenida desde la base aérea de Holloman en EE.UU., a pesar de superar todas las pruebas a la que fue sometida para probar su autenticidad, la USAF se negó a dar información sobre el caso.

Ovni en base aérea de Holloman

Ovni en base aérea de Holloman

 

Dos años después, el 19 de septiembre de 1961, el matrimonio Betty y Barney Hill es abducido. Este caso se convertiría en unos de los más conocidos a escala mundial, añadiendo una variante en las investigaciones ufológicas centrada en las abducciones.

En 1970, se crea en España la Asociación de Estudios Cosmológicos Eridani, que ayudará a fortalecer la ufología en el país.

En 1972, J. J. Benítez, un joven periodista, inicia un reportaje sobre el posible aterrizaje de un OVNI en la ciudad de Burgos. Ese, sería el comienzo de una intensa búsqueda de respuestas, tanto a nivel profesional como personal, así como de una larga y exitosa carrera centrada en la fenomenología. Convirtiéndose en un referente de las investigaciones Ovnis en nuestro país.

Una oleada de abducciones sacude a EE.UU. en 1973, en términos ufológicos, se le conoce como “el año de los humanoides“.

En Arizona, el 5 de noviembre de 1975, Travis Walton, un empleado forestal, es abducido en presencia de sus compañeros. Cinco días después regresa. El caso de Travis Walton se convertiría en todo un hito de la ufología.

El 11 de noviembre de 1979, en España, un avión Super Caravelle con indicativo JK-297 de la compañía TAE, realizó un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Manises (Valencia), la proximidad de un objeto no identificado con el riesgo de colisionar con el avión, fue la causa. Un caza de las Fuerzas Aéreas Españolas partió de la Base Aérea de Albacete para interceptar el objeto pero sin éxito alguno. Oficialmente, no hubo respuesta ante lo ocurrido. Este incidente es conocido como: El caso Manises.

Titular de prensa del incidente.

Titular de prensa del incidente.

 

 

 

 

 

 

 

 

Titular Diario Ibiza sobre el incidente.

Titular Diario Ibiza sobre el incidente.

 

En 1980, surgen testimonios de España, Francia, Portugal y Gran Bretaña, informando haber vistos “bolas de fuego” que se desplazaban por el cielo a velocidades increíbles.

A finales de 1983 nace un nuevo Proyecto, SETA (Search for ExtraTerrestrial Artifacts), Búsqueda de Artefactos Extraterrestres. Inicialmente, el objetivo se centraba en la localización de algún tipo de rastro de origen extraterrestre, como posibles artefactos abandonados por dichas entidades en sus viajes por nuestro sistema solar. Posteriormente, como era lógico, este proyecto se utilizaría también, para la búsqueda de supuestas pistas de contactos alienígenas y artefactos extraterrestres en nuestro planeta. Esta, era una de las opciones menos costosas para proseguir con la búsqueda de cualquier vestigio no terrestre.

En 1984, circula la noticia de la existencia de un grupo ultra secreto denominado Majestic-12 y que era operativo desde 1952, su misión consistía en investigar Ovnis estrellados, o cualquier otro material de la misma procedencia, así como de encubrir cualquier prueba obtenida a la opinión pública.

Grupo ultra secreto Majestic-12

Grupo ultra secreto Majestic-12

 

Nuevamente en España, en 1988, el 2 de febrero, el espacio aéreo peninsular es atravesado por una bola de fuego que se desplaza a una velocidad vertiginosa. Al parecer y de forma sincrónica, se producen avistamientos de Ovnis en diferentes regiones del país.

En 1989, en Bélgica, se origina una intensa oleada de avistamientos de Ovnis que son observados por miles de ciudadanos.

Foto wikipedia: ovni fotografiado en Bélgica.

Foto wikipedia: ovni fotografiado en Bélgica.

En el plano conspirativo, a raíz del informe Matrix, se desarrolla la teoría de que existe un pacto del Gobierno de EE. UU., con extraterrestres, con el objetivo de avanzar tecnológicamente.

Un veterano piloto de la CIA John Lear, declara al diario Sun de las Vegas, un diario sensacionalista, que el Gobierno Norteamericano colabora con entes alienígenas para secuestrar (abducir) a seres humanos.

John Lear

John Lear

 

A raíz de todo ello, se inició un periodo donde se extendió la creencia popular de que la vida extraterrestre era ya casi un hecho constatable y que incluso éramos visitados por ellos. ¡No estábamos SOLOS! Esto originó, aprovechando la credulidad social establecida, una forma de hacer negocio para muchos. La maquinaria ya estaba en marcha, el cine, la literatura fantástica, los divulgadores del tema, los gurús, representaron un papel determinante para que el fenómeno adquiriese notoriedad a nivel mundial, tomando incluso visos de una nueva religión, consiguiendo, a su vez, desacreditarlo a consecuencia de vendernos una imagen distorsionada y turbada del mismo.

Oficialmente, no se han dado explicaciones satisfactorias. Esto que, desde luego es premeditado, les ha servido, en muchos casos, para desviar la atención de otros problemas sociales, a la vez de justificar otras acciones que ahora son conocidas y que en su momento fueron ignoradas por la mayoría. Acrecentando el misterio en torno a estos fenómenos y generando un clima de incertidumbre, el sistema, tiene una pantalla que absorbe las miradas de una sociedad, alejándolas en parte, de la problemática real de su entorno. Es bien sabido por todos que en épocas de crisis resurgen con mayor ímpetu determinadas fenomenologías.

En algunas entrevistas a investigadores que he podido oír y visualizar, relacionadas con el secretismo que los gobiernos muestran ante las anomalías OVNI, estos, manifiestan que no se da más información “oficial” por dos razones: la primera, simplemente porque no tienen explicación alguna sobre estas anomalías y la segunda, porque si reconocen que no controlan estos Objetos Volantes que invaden con total impunidad los espacio aéreos de cualquier nación, ¿qué tipo de seguridad nos pueden dar ante cualquier acción hostil de estos objetos? Por ello optan por negar la existencia del fenómeno y no alarmar a la población.

Mientras, si estamos atentos, podemos observar una situación un tanto paradójica que se ha ido produciendo en el estudio sobre el fenómeno en estos últimos años. Algunas de las líneas de las investigaciones que en su inicio apuntaban a que los ángeles eran extraterrestres, actualmente, parece cambiar sus conclusiones. Figuras importantes en la investigación OVNI, respaldan dicho cambio, apuntando ahora, a que estas entidades son enviadas por un “arquitecto” que ha dado origen a nuestra humanidad ¿Dios? sustituyendo a los extraterrestres por ¿ángeles? ¿Estamos ante el nacimiento de una nueva religión, una continuidad de la establecida o simplemente de una sustitución por lo mismo de siempre? Es decir, un nuevo fraude para proteger un sistema que está actualmente obsoleto y caduco.

Otra hipótesis que circula sobre los Ovnis es la de que provienen de nuestro futuro. Son viajeros del tiempo que interfieren en nuestra evolución con la finalidad de construir o alterar el futuro, dependiendo del enfoque que le demos. Algo que me trae a la memoria esta suposición, es una novela: “La máquina del tiempo” de H. G. Wells (1895).

img130509_2  Créditos J.M. Dent &  Sons Ltd. (Handout) London 190

img130509_2 Créditos J.M. Dent & Sons Ltd. (Handout) London 190

 

Existe otra teoría exponiendo que vivimos en una simulación creada por ordenador. Inevitablemente todos pensaremos en una película de finales de los años 90, exactamente de 1999: “Matrix“, dirigida por Lana y Andy Wachowski.

The Matrix.

The Matrix.

También se abre la posibilidad de que procedan de otras dimensiones, según la física cuántica, pudiendo ser esa dimensión, otra Tierra igual a la nuestra, donde la historia desarrollada sería diferente a la de nosotros.

Alcanzamos un punto, donde es complicado discernir entre tantas suposiciones. Los avistamientos continúan produciéndose asiduamente por todo el planeta, manteniendo el fenómeno latente, no con la intensidad de antaño, pero continúa entre nosotros. Las investigaciones realizadas hace 10, 50 y casi 100 años, no han podido, de una forma tangible, determinar su naturaleza, continuamos prácticamente igual que desde antaño, una incógnita sin resolver.

Teorías sobre el fenómeno, existen muchas, pero ninguna son demostrables. Los investigadores, ofrecen un amplio abanico de posibilidades y hasta no descubrirla, separando las que son totalmente insostenibles, ninguna es descartable.

Si somos visitados, la respuesta a la pregunta inicial: ¿Estamos solos? quedaría contestada. Pero, si no es así, ¿Qué son estos Objetos Voladores No Identificados? ¿Son terrestres? ¿O son de otros planos dimensionales? y lo más importante: ¿Cuál es el objetivo de todo esto?

Algo falla en el procedimiento de investigación sobre el fenómeno. O tal vez, se esté obstaculizando por intereses políticos, religiosos o simplemente interese a un determinado sector que siga siendo un misterio y que continúe originando beneficios económicos al mismo.

Si aceptamos sin más lo que nos dicen, estamos siguiendo el lema de: “es cuestión de fe, creer o no creer“. Algo que nunca nos ayudó a progresar en muchos contextos de nuestra historia. Repetirla, no tiene excusa ni perdón. Es necesario cuestionarlo, si de verdad queremos desentrañarlo. Por eso creo que es conveniente no dejarse arrastrar por los populismos que envuelven a este fenómeno, hay que buscar la verdad, aunque esta, no sea de nuestro agrado.

Estoy convencido que si aplicamos el sentido común y este es respaldado por investigaciones serias, siempre que no existan intromisiones de ninguna índole que interfieran en estas indagaciones, conseguiremos una respuesta, solo será cuestión de tiempo obtenerla.

En los dos próximos artículos, a modo de anexo a esta “serie” SOLOS, y continuando con el carácter divulgativo del tema, presentaré dos de los casos que más impactaron a nivel mundial: El incidente Hill y la abducción de Travis Walton, en los que abordaremos con mayor profundidad el tema de las abducciones.

Ya por último, permitirme un consejo: no dejen de mirar al cielo, no solo para ver un objeto volante no identificado, sino para contemplar lo hermoso que es y así de paso dejar de observar la pantallita de sus móviles. Se sentirán diferentes, más libres…

SOLOS (I)

Cielo estrellado

 

 

SOLOS

( I )

 

Hay pocos espectáculos comparables al de la observación nocturna de un cielo lleno de estrellas. Sumidos en el silencio y envueltos en la oscuridad de la noche, sentimos una emoción interior inevitable de resistir. Todos aquellos que hayan realizado esta práctica saben, seguramente, de lo que hablo. No es necesario ser un estudioso del cielo, tener un telescopio, solo es necesario poseer la inquietud que origina ese acto de contemplación. Y es con nuestra mirada perdida en esa inmensa bóveda cósmica, cuando nos formulamos una pregunta: ¿Estamos SOLOS?

Una pregunta que hasta la fecha, hablando en términos oficiales, no tiene una respuesta concluyente. Desconociendo aún muchos de los misterios que este planeta guarda en sus océanos, en las profundidades de la Tierra, en sus montañas, nos atrae el espacio exterior. En un mundo que posee 7.502.560.981 de habitantes, en el cual parte de ellos viven en sociedades estructuradas y tecnológicas, rodeados de millones de imágenes, sonidos, luces, etc. Insistimos en alzar la vista al cosmos preguntándonos si existen otras vidas, otros mundos, otros seres. ¿Se trata de un interés científico? ¿De una simple curiosidad? ¿O tal vez haya una razón más trascendental para ello?

La Tierra 2

Hay una teoría científica denominada Panspermia y según ella, la VIDA, pudo originarse en algún lugar del Universo y ésta llegase a la Tierra en los restos de cometas y meteoritos, propagándose por el Cosmos mediante bacterias o mediante moléculas orgánicas complejas. En ambos casos, si lo imaginamos gráficamente, sería similar a la imagen de los espermatozoides, representada por los cometas, fecundando el óvulo, la Tierra, haciendo posible la vida, por lo que la existencia podría estar extendiéndose en otros lugares del Universo. Quizás, de ser cierta esta hipótesis, la insistencia a nuestra pregunta, esté causada por este hecho, y de alguna manera, nos sintamos extraños en este planeta.

Panspermia

A pesar de que el hombre ha tenido esa inquietud, desde épocas anteriores, no siempre se ha planteado de la misma forma esta cuestión. En el transcurso de la historia y con la suma de muchos factores de índoles diversas, la pregunta estuvo, al igual que actualmente está, influenciada por el contexto cultural, político y religioso de la época.

En la antigüedad, el conocimiento estaba en posesión de una élite dominante. Estas élites, constituyeron sociedades con la firme convicción de que el hombre era el centro del Universo (geocentrismo). Todo aquello que no se ajustaba a lo impuesto por ellos, representaba la oscuridad, estaba prohibido y era pecaminoso. El pueblo, constituido por la mayoría de los ciudadanos, carentes de cultura y sometidos a estas doctrinas, no cuestionaba nada. La única prioridad de aquellas sociedades era poder cubrir sus necesidades más básicas y sobrevivir. No lo “precisaban” en aquellas circunstancias.

Nikolaus Kopernikus

Nikolaus Kopernikus

 

 Fue en el siglo XVI, cuando un científico polaco-prusiano de nombre: Nicolás Copérnico (1473-1543), expuso la teoría heliocéntrica. En esta teoría, entre otras ideas que se exponían, se descartaba la idea de que la tierra fuera el centro del universo. Sin embargo, tenemos que retrotraernos en el tiempo para indicar que la teoría heliocéntrica fue concebida por primera vez por Aristarco de Samos (310-230 a. C.). En los escritos de filósofos griegos, especialmente los pitagóricos y de Heráclides Póntico, se recogían estudios sobre el movimiento terrestre donde se apoyaba dicha teoría. Todos estos estudios, fueron recolectados por Copérnico, formando el eje principal de su hipótesis, estructurándola de forma coherente y dotándolos de mayor rigor científico.

Pero hay dos acontecimientos que los historiadores han marcado como el nacimiento de la astronomía moderna, el primero de ellos y más conocido lo protagoniza: Galileo Galilei (1564-1642), astrónomo, filósofo, ingeniero, matemático y físico italiano, irrumpe con la construcción de su primer telescopio, mejorando el existente en Holanda, ya que al parecer deformaba los objetos que veía. Galileo continuó desarrollando su telescopio, favoreciendo la observación y el estudio de la Luna.

Galileo Galilei

Galileo Galilei

Entre diciembre de 1609 y enero de 1610, realizó con su telescopio las primeras observaciones. Descubre cúmulos de estrellas, observa los anillos de Saturno, descubre los satélites de Júpiter, observa las manchas solares. Con Galileo, se inicia las observaciones telescópicas, desempeñando un papel significativo en aquella época y en los tiempos venideros, para provocar un debate entre el público culto de la época, sobre la ideología de una Tierra como centro de todo.

Johannes Kepler

Johannes Kepler

 

  El segundo, no tan conocido pero de vital importancia, es el que corresponde a Johannes Kepler (1571-1630), astrónomo, matemático y teólogo alemán seguidor de Copérnico. Kepler realiza la descripción matemática del movimiento de los planetas en sus órbitas alrededor del Sol en un tratado que publicó con el título de: Astronomia Nova (Nueva Astronomía) en 1609, conociéndose como las leyes de Kepler. Fue una figura clave en la revolución científica, considerado como uno de los padres de la astronomía moderna.

En 1656 Christiaan Huygens, matemático, físico y astrónomo holandés, descubre Titán, la primera luna de Saturno. En 1659 descubre que Saturno está rodeado por anillos, despejando una incógnita planteada de más medio siglo en los círculos astronómicos.

Saturno

Saturno

En 1667 se construye en París el primer Observatorio astronómico “moderno” por Luis XIV con el objetivo de profundizar en el estudio sobre el Universo.

En 1675 Carlos II funda el Observatorio de Greenwich. El fin de dicho Observatorio era de mejorar las técnicas de navegación, tratando de determinar mediante métodos astronómicos la longitud geográfica de un barco en el mar.

Isaac Newton, científico británico, descubridor de la ley de gravitación universal, presenta en 1672 ante la Royal Society de Londres el primer telescopio reflector, evitando la aberración cromática que se producía en los telescopios anteriores y alcanzando un mayor campo de visión, beneficiando el estudio de los astros.

Isaac Newton / Telescopio reflector

Isaac Newton / Telescopio reflector

 

 

Charles Messier, astrónomo francés dedicado a la búsqueda de cometas, confecciona una lista de objetos astronómicos entre 1774 y 1781 titulada formalmente como: “Catalogue des Nébuleuses et des amas d’Étoiles, que l’on découvre parmi les Étoiles fixes sur l’horizon de Paris“(Catálogo de Nebulosas y Cúmulos de Estrellas que se observan entre las estrellas fijas sobre el horizonte de París), más conocido como el Catálogo Messier. La finalidad de este catálogo era evitar confusiones, con otros astros, en su búsqueda de cometas. Un catálogo que sigue vigente actualmente.

Charles Messier / Catálogo Messier

Charles Messier / Catálogo Messier

 

El 13 de marzo de 1781, una noticia impactó en la opinión pública, el hallazgo de un nuevo planeta: Urano, que sería el séptimo planeta descubierto hasta la fecha. Friedrich Wilhelm Herschel, el músico astrónomo germano-británico, fue su descubridor.

El 23 de septiembre de 1846, Johann Gottfried Galle, astrónomo alemán, localiza el octavo planeta del sistema solar: Neptuno.

William Huggins (1824/1910), astrónomo y físico británico, construyó un observatorio privado al sur de Londres en el que se dedica a la observación de líneas de absorción y de emisión espectrales de los cuerpos celestes. El resultado de dicho estudio fue poder distinguir entre una nebulosa y una galaxia.

Acorde con los descubrimientos producidos, un mensaje comenzó a extenderse en las sociedades, no todo lo que brilla en el cielo es una estrella. Existían nebulosas, cometas, galaxias y otros planetas. Entonces, ¿por qué no pensar que esos planetas pudieran estar habitados? El conocimiento que paulatinamente se fue introduciendo y difundiendo en aquella época, agitó e influyó en el pensamiento popular sobre dichas cuestiones. Nuevas formas de concebir lo que nos envolvía se iban fraguando. Al igual que surgieron nuevas creencias, un enfoque distinto a las cuestiones sobre nuestra procedencia se iba planteando.

En el campo literario, una novela: De la Tierra a la Luna (título original: De la Terre à la Lune Trajet direct en 97 heures) publicada en 1865, desataría la imaginación colectiva y abriría la esperanza para el hombre de viajar al espacio rumbo a su satélite; la Luna. Su autor, un francés llamado Jules Gabriel Verne, más conocido en España por Julio Verne y considerado como uno de los precursores de la ciencia ficción, crearía un binomio perfecto entre lo fantástico y lo científico.

Julio Verne

Julio Verne

 

En 1877 Giovanni Virginio Schiaparelli, astrónomo italiano, “descubrió” en sus observaciones telescópicas de Marte, algo parecido a canales en su superficie, atribuyéndole su construcción a una especie inteligente que habitaba en el planeta: Los marcianos.

Continuando las observaciones realizadas por Schiaparelli, Percival Lowell, un rico inversor, aficionado a la astronomía y defensor de la existencia de canales en Marte, construyó, en 1894, un observatorio en Flagstaff (Arizona), activo en la actualidad, destinado a la observación de la superficie de Marte. Durante varios años, efectuó multitud de esquemas de su superficie. De sus observaciones elaboraría una serie de teorías que fueron expuestas en tres obras: Mars – Marte – (1895), Mars and Its Canals – Marte y sus Canales – (1906) y Mars As the Abode of Life – Marte como la morada de la Vida – (1908). Lowell nunca pudo probar la existencia de dichos canales. Desacreditado por los científicos, a pesar de que su hipótesis fue popularmente aceptada, dedicó sus últimos años de vida a otra empresa, a la búsqueda del hipotético planeta X, más allá de la órbita de Neptuno.

Entremedio de todo este debate, surge otra obra que macará a toda una sociedad: The War of the Worlds – La Guerra de los Mundos -. Publicada en 1898, por Heribert George Wells (H.G. Wells), escritor y filósofo británico. El argumento que hoy nos parecería simplón, está escrito con el característico estilo realista que Wells dotaba a sus obras, aunque fueran de ficción, trasladando a sus lectores una historia admisible. En ella, introduce la creencia en la existencia de seres extraterrestres procedentes del planeta Marte y con la intención de invadir y colonizar nuestro planeta de forma brutal y aniquiladora, a bordo de naves espaciales y provistas de un rayo láser. La obra se convierte en un éxito instantáneo experimentando una difusión sorprendente. Todo un éxito en el contexto de un siglo muy prolífico en descubrimientos tecnológicos y habiéndose consolidado la revolución industrial en aquellas naciones más desarrolladas. Una época, por otra parte, marcada también por las desigualdades sociales y carentes de justicia social, una sociedad deseosa de evadirse de sus problemas a través del medio existente: Las novelas de ficción.

H.G. Wells

H.G. Wells

220px-The_War_of_the_Worlds_first_edition

 

A modo de curiosidad, decir que hay puntos en esta novela que podrían considerarse premonitorios. Quien la haya leído me entenderá. Me estoy refiriendo por ejemplo a las descripciones imaginarias de naves espaciales, la utilización del rayo láser, una posible “guerra química” e incluso algo parecido a una ayuda a nivel internacional ante desastres en gran escala. Algo impensable en aquella época.

En 1901, H. G. Wells publica The First Men in the Moon (Los primeros hombres en la Luna), donde aparece el gentilicio de “selenitas” para definir a los ficticios habitantes de la Luna. Esta ficción originó que nuestro satélite, en aquel período, se convirtiera una vez más a lo largo de la historia, en objeto de debate constante, llegándose afirmar haber observado “selenitas” en su superficie.

Edgar Rice Burroughs

Edgar Rice Burroughs

 

  En 1912, Edgar Rice Burroughs, escribe una serie de novelas de ciencia ficción sobre los supuestos habitantes de Marte, en la revista All-Story. La primera de esta serie de novelas marcianas es: Under the Moons of Mars – Bajo las lunas de Marte – que luego sería conocida como: A princess of Mars – Una princesa de Marte -, donde aparece el famoso personaje ficticio de John Carter y protagonista de toda su Serie Marciana. Esta primera obra le llevó a la fama. El autor nos lleva recorrer Marte, creando en él, un mundo ficticio dotándole de estructuras sociales propias, fauna, flora, canales, etc., un planeta Marte idealizado por Percival Lowell.

Portada: Under The Moon of Mars

Portada: Under The Moon of Mars

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Albert Einstein (1920)

Albert Einstein (1920)

 

 

  En 1915, Albert Einstein enunció la Teoría de la Relatividad General, sustituyendo a la de Newton, lo que causó una visión revolucionaria del Universo. Calificado el científico más conocido del siglo XX, también es considerado por algunos como el padre de la bomba atómica.

En 1925, el astrónomo norteamericano Edwin Hubble manifestó que el Universo era mucho mayor de lo que se creía en aquel tiempo y de que existían galaxias independientes de la nuestra. Continuando con el estudio, al medir las velocidades de tales galaxias y comparándolas con sus distancias concluyó que todas ellas se alejaban entre sí – la expansión del Universo – A esta evidencia observacional se le denominó: La ley de Hubble. Acababa de poner los principios de la teoría del Big Bang.

En 1930, Clyde Tombaugh, uno de los astrónomos que trabajaba para Lowell en el observatorio, catorce años después de la muerte de Lowell, descubre el planeta X. El nuevo planeta fue denominado: Plutón, dios romano del inframundo, curiosamente las iniciales PL coincidían con las de Percival Lowell, lo que supuso un punto a favor para seleccionar dicho nombre. Pero en el año 2006, aprobado por la Unión Astronómica Internacional, Plutón, dejó de ser considerado un planeta.

En 1931, Karl Jansky físico e ingeniero de telecomunicaciones, investigando el uso de ondas cortas, descubre ondas de radio que procedían de la Vía Láctea. Con este descubrimiento nace la radioastronomía.

Después de la Segunda Guerra Mundial, en Europa y los Estados Unidos, el campo de la radioastronomía comenzaría a progresar desarrollándose sustanciales mejoras, ampliándose el conocimiento astronómico con el descubrimiento de nuevos objetos como púlsares, quásares y de galaxias activas.

George Gamow, físico y astrónomo ucraniano introduce la teoría del Big Bang en 1948.

Ray Douglas Bradbury, conocido principalmente por su obra: The Martian Chronicles (1950) – Crónicas marcianas -, popularizaría una vez más al planeta Marte. En su novela, se describen las primeras expediciones realizadas por la humanidad a Marte y su posterior colonización.

Ray Bradbury

Ray Bradbury

 

El planeta Marte, por sus características y cercanía, se convirtió en el candidato ideal de albergar vida. Un planeta enigmático que fue utilizado por literatos de la época, como los referenciados anteriormente, de forma inspiradora para narrarnos historias de alienígenas.

Arthur Charles Clarke, escritor y científico británico, considerado uno de los grandes maestros de la ciencia ficción, en 1968 irrumpe con su novela 2001: A Space Odyssey (2001: Una Odisea del Espacio), y que sirvió de base para una película con el mismo título, dirigida y producida por Stanley Kubrick. Con los años, se convertiría en una obra de culto. En esta, se introduce una perspectiva distinta al origen de nuestra existencia y evolución. No continúo por si alguien no ha leído la novela o visionado la película, pero hay más mensajes en la obra por descubrir.

Arthur C. Clarke

Arthur C. Clarke

 

Otra figura importante en el terreno científico y divulgativo del mismo, fue Carl Edward Sagan. Astrónomo, astrofísico, cosmólogo y pionero de la exobiología, también promotor del proyecto SETI. Pero para la mayoría, sería recordado por una de las más famosas series documentales realizadas para la televisión en 1980: Cosmos (Un viaje personal). Sagan, consiguió acercar a un público mayoritario la historia de la ciencia y de la astronomía, con esta serie de 13 episodios, como solo él era capaz de hacer, con un lenguaje comprensible para todos los públicos, nos llevaba a bordo de una imaginaria nave espacial, a recorrer un Universo plagado de maravillas naturales y de enigmas pendientes de resolver, siempre desde el punto de vista científico.

Carl Sagan

Carl Sagan

Una generación quedaría marcada por esta serie, introduciendo en esta, una conciencia algo más aperturista sobre la teoría de la vida. Quizás, estamos ubicados accidentalmente en un lugar privilegiado para el desarrollo de la vida, según nuestro concepto de la misma, pero igualmente este accidente se podría haber producido en otras partes de este Universo al que pertenecemos, originándose la vida en otros planetas más lejano al nuestro.

Gregory Benford, físico y escritor de ciencia ficción (EE.UU.), en 1980 publica su novela: Cronopaisaje, en ella se trata sobre el viaje a través del tiempo, emitiendo un mensaje por medio de los taquiones (partículas hipotéticas capaz de moverse a velocidades superlumínicas) hacia el pasado, para evitar un gran desastre ecológico en el futuro.

Stephen Hawking (1980)

Stephen Hawking (1980)

 

En 1988 se publica un libro: Breve historia o Historia del tiempo: del Big Bang a los agujeros negros. Su autor, Stephen Hawking, un físico teórico, astrofísico, cosmólogo y divulgador británico, nos da una visión generalista en su obra sobre el Big Bang, los agujeros negros y la teoría de supercuerdas, dirigido especialmente al lector no especializado en los temas de cosmología. El libro fue todo un éxito, permaneciendo en la lista de best-sellers del The Sunday Times británico durante 37 semanas. En ese mismo año recibe el Premio Wolf en Física.

Efectuamos un salto en el tiempo para destacar un descubrimiento que aumentaría la esperanza de encontrar vida fuera de nuestro sistema solar. En 1995, los astrónomos suizos Michel Mayor y Didier Queloz, descubren el primer planeta extrasolar. En la actualidad, se han localizado más de 400 exoplanetas.

En el año 2002, después de 10 años de trabajo, un equipo de astrónomos alemanes del Instituto Max Planck de Física Extraterrestre de Múnich, revelan la localización de un agujero negro en el centro de nuestra Galaxia.

Desde el año 2009, se están definiendo las características esenciales para la construcción de Telescopios Gigantescos. En concreto serían tres: dos en territorio norteamericano y uno en europeo. Algo esencial para entender nuestro origen y evolución.

Estas son solo algunas de las tantas referencias existentes que hay, citadas superficialmente, para obtener una visión generalista de las influencias a las que somos sometidos, conscientes en unos casos e inconscientes en otros, y de cómo nuestras cuestiones evolucionan en relación con lo que leemos, escuchamos, visionamos o aprendemos, por ello la inquietud del hombre, independientemente de que en parte sea innata, también está condicionada por dichos factores.

De la pregunta básica: ¿Estamos solos? a todo lo que se ha añadido con el tiempo y con el conocimiento, se han originando fenómenos, en torno a la cuestión, de proporciones inconmensurables.

Y es de uno de estos fenómenos del que hablaré en el próximo artículo: SOLOS (II). Un fenómeno que nos ha acompañado en el transcurso de la historia de la humanidad y que se mantiene en la actualidad, se trata del fenómeno OVNI.

 

S F R

Cerebro1Cada día, cuando te despiertas, recuerdas normalmente lo que hiciste el día anterior, quien eres, donde vives, cómo te llamas. Este hecho, debido a su cotidianidad, no nos resulta sorprendente. A esta función que nuestro cerebro desarrolla para aportarnos dichos datos se le denomina memoria.Sin embargo, dicha función es más compleja y frágil de lo que podríamos pensar. Ya que en ocasiones sucede que todo aquello que nuestro cerebro de forma natural codifica y almacena como real o vivido podría en según qué casos no serlo. Científicamente se afirma que la memoria es confiable hasta cierto punto. En una conferencia celebrada en CaixaForum, en abril de 2012 y que llevaba por título: “El enigma de la memoria humana“, Fernando Maestú, neuropsicólogo, investigador y profesor de la Universidad Complutense de Madrid, decía:

 “La memoria es el sistema cognitivo más falso que tenemos. Para empezar, la información no es almacenada tal y como la vivimos, primero la pasamos por un filtro de información emocional, comparando lo que conocíamos con lo nuevo, lo que nos lleva a distorsionar el evento en el mismo momento en el que lo estamos viviendo.  Existe un 90% de probabilidades de que nuestro primer recuerdo sea falso. Es como cuando sacamos un texto de Word del disco duro y lo reescribimos; el programa nos pregunta ¿quiere usted sobrescribir?, pues eso mismo hace continuamente la memoria”. (Fernando Maestú)

distorsion.Piter2013Un concepto importante que debemos de retener es que: La memoria humana es un proceso cognitivo relacionado con casi todo lo que hacemos conscientemente o no, desde recordar nuestro nombre, hasta cuestiones éticas. Todo estos factores influyen a la hora de evocar un hecho personal, familiar, etc. Imaginemos que tenemos un diario personal donde, obviamente, escribimos lo que nos sucede a diario. Pero por cualquier situación imprevista no podemos anotar durante semanas lo que nos sucedió. Al retomarlo de nuevo intentando rememorar lo acontecido semanas anteriores, nuestra memoria puede alterar esa realidad vivida, involuntariamente, sin tener más implicaciones que la personal. ¿Pero qué puede suceder en circunstancias donde se forma parte de una identificación en calidad de testigos, o en las que se ha acusado directamente a alguien de determinados actos delictivos? Aquí es donde pueden surgir las complicaciones. La validez del recuerdo puede ser cuestionada, pero no desestimada…

Durante muchos años la hipnosis se empleaba como técnica terapéutica para que los pacientes pudieran externalizar sus sentimientos reales consiguiendo a su vez que hablará con total libertad sobre sus problemas psicológicos. El éxito de esta terapia en un elevado porcentaje de casos, hizo que se planteara esta misma técnica para investigaciones policiales, donde resultaba difícil identificar la causa del delito o al autor del mismo. Ampliándose el uso de dicha técnica en testigos presenciales de un delito para que aportaran más información del mismo, interrogatorios, en casos de sospechas de abusos a menores, en casos de supuestas abducciones extraterrestres, etc.

Se llegó a crear un fármaco utilizando pentotal sódico, conocido posteriormente como el famoso “suero de la verdad“, que era inyectado, en los interrogatorios, a las personas implicadas, con la presunta finalidad de extraer la veracidad de un determinado hecho.

suero verdad

Síndrome de Falso Recuerdo o Falsa Memoria (SFR/SFM).

Este es el término utilizado para la hipótesis que describe un estado mental en el cual un individuo tiene un alto número de recuerdos muy vívidos pero falsos. Esta sería su definición. Pero hay un caso que se puede calificar como detonante de este síndrome. Es el caso de una joven de 19 años, Californiana y de nombre Holly Ramona, que debido a problemas de depresión y bulimia asistía a sesiones de psicoterapia. Su terapeuta le recomendó someterse a sesiones de hipnosis para conocer la verdadera causa de su problema. El resultado fue dramático. Pudo recuperar supuestos recuerdos reprimidos de hacía más de 10 años, descubriendo que su padre había abusado de ella cuando tenía entre cinco y ocho años de edad. Holly, demandó a su padre Gary Ramona, el proceso duró cuatro años, Gary perdió su familia y su empleo. Pero él negaba todo los hechos declarándose inocente, hasta que con la ayuda de la psicóloga Elizabeth Loftus pudo aportar evidencia que convenció al tribunal de que la psicoterapeuta Marche Isabella junto con el Dr. Richard Rose, habían sugestionado a Holly e implantado involuntariamente recuerdos falsos en su memoria. La terapeuta le dijo a Holly que un porcentaje elevado de problemas de depresión y bulimia estaban relacionados con experiencias de abuso sexual durante la infancia, antes de las sesiones de hipnosis a la que fue sometida. Ganó la apelación y se impuso una multa a la terapeuta de 475.000 $ por concepto de reparación de daños y malas prácticas profesionales.

Elizabeth Loftus

Elizabeth Loftus

La psicóloga Elizabeth Loftus, criticó la validez de estos recuerdos recobrados demostrando, en este caso, ante las autoridades y científicos que la memoria de Holly fue manipulada a través de la terapia aplicada por su terapeuta. Es decir se produjo una negligencia médica.

A raíz del precedente marcado por el caso de Gary Ramona, muchas otras personas fueron exonerados de diversos casos o desistieron de sus demandas basadas en supuestas recuperaciones de recuerdos reprimidos durante muchos años.

A causa de esta situación y la alarma social que se generó, se forma en 1992, La Fundación para el Síndrome de Falso Recuerdo (FSFR), constituida por un grupo de padres que habían sido acusados de abuso infantil, sus abogados y académicos que apoyaban la causa y que promueven la hipótesis del SFR y critican la validez de los recuerdos recobrados. Un miembro de la FSFR es la experta en memoria Elizabeth Loftus, que colaboró en la resolución del caso Gary Ramona. La FSFR coopera con las organizaciones anti-pseudociencia CSICOP y La Sociedad de Escépticos (The Skeptics Society), las cuales consideran que los recuerdos recuperados son pseudociencia típica, pero especialmente peligrosa.

Sin embargo, existen ciertos puntos oscuros relacionados con esta Fundación. Al parecer, según sus críticos, dicha Fundación no realiza las pertinentes indagaciones de los antecedentes de los que dicen ser falsamente acusados. Incluso uno de sus miembros fue obligado a dejar la Fundación por desafortunadas declaraciones a un medio de comunicación holandés, sobre la pedofilia.

Estos datos que aporto, opino que eran necesarios reflejarlos y no desvirtúan el tema central del artículo, contribuyendo a contemplar la información expuesta, con sensatez y desde distintos puntos de vista.
Ciertos temas, como el abuso a menores, no pueden ser tratados tan frívolamente por ninguna de las partes, y se deben de investigar a fondo. No se puede acusar o eximir tan libremente, se deben de activar todo los medios necesarios para esclarecer los hechos.

El síndrome no está actualmente aceptado por la comunidad científica debido a ciertas opacidades en el mismo. Pero si que han puesto de manifiesto que los métodos utilizados para recuperar recuerdos son susceptibles de distorsiones y obviamente alteran la realidad vivida. Como ya he expuesto en otros temas, todo está abierto y sujeto a variaciones acorde con la evolución de las investigaciones y estas aporten nuevos resultados del mismo.

A modo de conclusión…

Acostumbrados, como estamos, a considerar misterioso o anómalo aquello que no podemos visualizar, o lo que determinados medios sensacionalistas nos muestran, nos apartamos de la contemplación de nuestra rutina diaria ignorando que nuestra existencia es en sí un verdadero misterio. Que el estudio del cerebro, sigue deparándonos conocimientos que rebaten parte de los que ya se habían instaurados. Que el mecanismo que rige nuestra memoria es preciso pero no infalible, y lo más inquietante es que puede ser manipulada e influenciada en determinadas circunstancias.

Cualquiera de nosotros puede ser objeto de esa manipulación y sin necesidad de hipnosis, un “simple” anuncio publicitario que repite constantemente su mensaje quedará grabado en nuestra memoria sin que seamos conscientes de ello. Y un día, haremos lo que nos solicitaba: beber determinada marca de licor, comprar una marca de ropa, votar a determinada fuerza política…

Todo lo expuesto no debe, bajo ningún concepto, hacernos dudar de los métodos que los profesionales dispongan pautarnos en el caso de sufrir una patología de este género. Este artículo solo pretende dar a conocer un caso que resulta curioso y creo que a su vez instructivo por la naturaleza del mismo.

Fuentes: es.wikipedia /articles.latimes.com

 

Os dejó con este vídeo que ampliara y cerrara el tema expuesto.

A %d blogueros les gusta esto: